EMERGENCIA

Cáritas con la crisis de Venezuela

Apoyamos a la población ante la dificultad de acceso a alimentos y medicamentos.

Donar

La inestabilidad política y la agitación social que vive Venezuela han agravado la crisis económica y social y han desencadenado una masiva ola migratoria de más de 4 millones de personas, la mayor en la historia de América Latina.

Un creciente número de afectados sigue abandonando el país a causa de la violencia, la inseguridad, la persecución, las amenazas, la escasez de alimentos y medicamentos, la falta de acceso a los servicios sociales y la pérdida de ingresos.

Se estima que, de media, 5.000 personas salieron cada día de Venezuela durante 2018 en busca de protección o de una vida mejor. Colombia acoge el mayor número de refugiados y migrantes, más de 1,1 millones. Le siguen Perú, con 506.000; Chile, con 288.000; Ecuador, con 221.000; Argentina, con 130.000 y Brasil, con 96.000. México y otros países de Centroamérica y el Caribe también están acogiendo a importantes números de refugiados y migrantes venezolanos.

Aunque las fronteras oficiales siguen cerradas, muchos venezolanos están usando peligrosos corredores ilegales, normalmente empleados para el tráfico y el contrabando de drogas y controlados por grupos paramilitares que cobran tarifas para pasar.

Una crisis que atenta contra los derechos humanos

Según destaca el Informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre la situación de los derechos humanos en la República Bolivariana de Venezuela, la población venezolana sufre violaciones sistemáticas de sus derechos, especialmente las mujeres y niñas.

  • El Gobierno se negó a reconocer la magnitud de la crisis hasta hace poco y no adoptó las medidas apropiadas. Conforme se agudizaba la crisis económica, las autoridades empezaron a utilizar los programas sociales de forma discriminatoria, por motivos políticos, y como instrumento de control social. Las recientes sanciones económicas están agravando la crisis económica, lo que en último término aumentará el impacto negativo en el disfrute por la población de los derechos económicos y sociales.
  • Durante más de un decenio, Venezuela ha adoptado e implementado una serie de leyes, políticas y prácticas que han restringido el espacio democrático, debilitado las instituciones públicas y menoscabado la independencia del poder judicial. Aunque estas medidas se han adoptado con la finalidad declarada de preservar el orden público y la seguridad nacional contra presuntas amenazas internas y externas, han aumentado la militarización de las instituciones del Estado y el empleo de la población civil en tareas de inteligencia y defensa.
  • Los pueblos indígenas venezolanos son objeto de graves violaciones de sus derechos individuales y colectivos. Son especialmente preocupantes los informes de amenazas y actos de violencia contra autoridades y dirigentes indígenas, la represión y las violaciones a sus derechos colectivos a la tierra, los territorios y los recursos.
  • El Estado ha denegado sistemáticamente los derechos de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación. La impunidad ha permitido que se repitan las violaciones de los derechos humanos, ha envalentonado a los autores, y ha dejado de lado a las víctimas. De no mejorar la situación, es previsible que aumentando el éxodo sin precedentes de personas migrantes y refugiadas venezolanas y que las condiciones de las personas que permanecen en el país empeoren.

 

Durante 2019, Cáritas Española ha movilizado 1.030.000 euros para atender los llamamientos de emergencia de Cáritas de Venezuela, Brasil, Colombia y Ecuador y apoyar su actuación en esta crisis.

Respuesta de Cáritas en Venezuela

La Iglesia, a través de Cáritas de Venezuela y sus más de 500 Cáritas parroquiales, 33 Cáritas Diocesanas y más de 20.000 voluntarios en el territorio nacional, ha multiplicado su servicio, se ha reinventado para poder jugar un papel protagonista para asistir a parte de los más de 7 millones de venezolanos que viven en situación de vulnerabilidad. 

Durante un 2019 marcado por el aumento de la diáspora, que según ACNUR llegó a 4,6 millones de venezolanos, en el último trimestre el aumento de los desplazamientos hacen de Venezuela un lugar complicado en el que las personas más vulnerables ven erosionada su capacidad para sobrevivir.

La hiperinflación indetenible contribuyó a una limitación al acceso a alimentos y medicamentos, razón por la que durante el 2019 a través de Cáritas Venezuela, fueron entregadas:

  • 87.291 Porciones de alimentos.
  • 865 Ollas comunitarias.
  • 3.000 Bolsas alimentarias para 15.000 personas.

Constatamos un aumento de la desnutrición aguda en más de un 12% y el retardo de crecimiento en los niños en su primera infancia en más de un 34%.

  • 40.365 Niños y niñas atendidos – diagnosticados.
  • 3.728 Mujeres embarazadas y en período de lactancia atendidas y diagnosticadas.
  • 12.000.000 Medicamentos entregados.
  • 22.998 Pacientes atendidos.
  • 70.000 Potabilizadores de agua entregados.
  • 2.800 Filtros de agua.
  • 12 Tanques de agua.
  • 3.000 Kits de higiene y saneamiento.

Respuesta de Cáritas en Brasil

El programa de atención se desarrolla en el estado de Roraima y se centra en la acogida, protección, promoción e integración de los migrantes y refugiados.

Uno de sus aspectos más relevantes es que ha desarrollado un innovador sistema de entrega de ayudas alimentarias y no alimentarias por medio de tarjetas de débito.

  • Alimentación: 1.200 familias (5.256 personas) en 12 municipios del Estado de Roraima recibieron tarjetas humanitarias para comprar alimentos.
  • Refugio y artículos no alimentarios: 1.200 familias (5.256 personas) recibieron productos de higiene y 1083 familias recibieron participaron en actividades de promoción de la salud.
  • Protección: 6.652 personas recibieron apoyo jurídico y psicológico.
  • Incidencia: 220 personas participaron en un seminario internacional sobre los marcos legales de migración.

Respuesta de Cáritas en Ecuador

La atención se concentra en las provincias de Imbabura y Pichincha.

  • 750 familias venezolanas recibieron atención de alimentación, productos de higiene, insumos de hogar, bonos escolares y acompañamiento psicológico para disminuir su situación de vulnerabilidad.
  • 75 personas recibieron enseres básicos de hogar en las ciudades de Quito e Ibarra.
  • 110 menores de edad recibieron apoyo y refuerzo educativo.
  • 204 personas accedieron a atención social para la promoción de sus derechos en la ciudad de Quito.
  • 194 personas informadas en derechos y normativa migratoria mediante la realización de 6 talleres sobre derechos en las ciudades de Ibarra y Quito.
  • 44 personas migrantes participan en iniciativas de crédito y ahorro para mejorar su situación económica.

Respuesta de Cáritas en Colombia

Cáritas Colombiana ayudó a 16. 633 personas entre octubre de 2017 y junio de 2018 en Riohacha, Cúcuta, Puerto Carreño, Barranquilla, y Bogotá, ofreciendo asistencia sanitaria, refugio y servicios de protección, con el apoyo  de Caritas Internationalis.

Además trabaja en colaboración con USAID/OFDA, PRM, ACNUR, Caritas Luxemburgo, Caritas Francia, Istituto per le Opere di Religione, Caritas Española, UNICEF, SCIAF y CORDAID, ayudando a 87 904 personas mediante la mejora del acceso al agua / saneamiento / higiene, proporcionando dinero en efectivo para múltiples fines, así como asistencia sanitaria, transporte, acompañamiento / servicios jurídicos y ayuda psicológica.

Además, CE y la AECID apoyan un proyecto de atención humanitaria en la frontera colombo ecuatoriana (Diócesis de Ipiales y Pasto) y frontera colombo venezolano (Diócesis de Riohacha) con una dotación presupuestaria de 600.000 €. Este proyecto pretende facilitar el acceso a derechos básicos en Colombia de la población migrante y retornada víctima de la crisis en Venezuela con especial atención a mujeres y menores no acompañados. Específicamente en materia de protección, refugio y educación de la población migrante en edad escolar con voluntad de permanencia. La población atendida asciende a 8.863 personas, de las cuales 7.500 son adultos y menores 1.363.

Por otro lado, se ha trabajado una propuesta de atención humanitaria en consorcio CE y Cáritas Alemania para ser financiada por ECHO (Unión Europea) en 4 países (Perú, Brasil, Ecuador y Colombia, siendo este último el de mayor actividad) que atenderá a 50.000 personas. En caso de ser aprobada, CE asumirá la responsabilidad de la ejecución de la propuesta en 2 diócesis en Colombia, en la frontera colombo ecuatoriana y colombo venezolana.

Informes de evolución de la emergencia

Conoce en detalle nuestra respuesta de emergencia a la población venezolana.

 

Dona ahora

Apoya a las familias que no pueden acceder a alimentos.

Contribuye con las parroquias que atienden a la población.

Ayuda a las parroquias que atienden a las personas desplazadas.

También puedes apoyar la atención a esta emergencia colaborando en las siguientes cuentas

Santander ES58 0049 2318 9419 1006 8400

Caixabank ES66 2100 2354 5102 0017 7885

Bankia ES48 2038 6165 8660 0009 4409

Sabadell ES66 0081 1490 7900 0101 5905

Caja Rural Central ES70 3005 0067 1624 6521 4928

BBVA ES27 0182 5596 9500 0011 1196