Cáritas Española ha decidido lanzar una campaña estatal de solidaridad para recabar apoyo económico a los programas de ayuda urgente que las 70 Cáritas Diocesanas de todo el país han puesto en marcha para atender a las personas más vulnerables ante el coronavirus.

Esta acción se convoca bajo el lema «Cáritas ante el coronavirus. Cada gesto cuenta» y pretende movilizar la solidaridad de la comunidad cristiana y el conjunto de la ciudadanía, así como y empresas e instituciones.

Más allá de la captación de recursos, esta campaña se marca también como objetivo la sensibilización de la sociedad sobre el impacto que esta crisis tiene sobre los más vulnerables para animar a cada ciudadano a llevar a cabo pequeñas acciones solidarias que consigan mejorar la vida a las personas más vulnerables de nuestro entorno.

La emergencia sanitaria y social creada en nuestro país por el impacto de la pandemia ha obligado a toda la red estatal de Cáritas a adaptar sus recursos y proyectos a las normas de prevención dictadas por las autoridades sanitaria, así como a redoblar las acciones de acompañamiento a las personas en situación más precaria para dar respuesta a sus necesidades básicas. Es el caso, por ejemplo, de los programas de acogida y atención directa a las personas sin hogar, a los mayores que viven solos, o a las familias sin recursos que necesitan apoyo alimentario o económico.

Bajo el lema “La caridad No Cierra”, todas las Cáritas Diocesanas y Parroquiales están poniendo a prueba el compromiso de sus trabajadores y voluntarios para mantener operativos los servicios de acogida y acompañamiento más urgentes. Este esfuerzo de respuesta a las necesidades de la emergencia necesita ser sostenido con recursos económicos adicionales con los que la mayaría de las Cáritas no contaban.