Cáritas Diocesana de Orihuela-Alicante se une al dolor de todas las personas y familias que han sido afectadas por el episodio de gota fría en nuestra diócesis. Especialmente nos unimos a la oración de nuestro obispo D. Jesús y de toda la comunidad cristiana por las personas que han perdido su vida.

También queremos agradecer y trasladar la cercanía y el apoyo de Cáritas Española ante la situación vivida y ante todo lo que ahora toca por reconstruir.

Son muchas las personas que se están poniendo en contacto con las Cáritas de la diócesis para ver de qué forma se puede canalizar nuestra ayuda.

Lógicamente ante el desastre son tanto las entidades expertas en emergencias como la administración pública las que han de responder en los primeros momentos. Así está siendo y desde Cáritas les queremos agradecer la excelente labor que están realizando.

Cáritas está presente en todas las poblaciones afectadas y como miembros de la comunidad están ayudando y colaborando en todo lo que se puede.

Como red Cáritas estamos a la espera de responder a las demandas que se hagan desde las Cáritas de la zona para cubrir las necesidades y canalizar todo el apoyo de la red. Estamos en continuo contacto.

Una vez evaluadas esas necesidades y demandas por parte de las Cáritas parroquiales, responderemos de manera coordinada y compartiremos las peticiones que se nos realicen para poder acompañar y dar respuesta a las familias de la Vega Baja y de otras poblaciones que lo necesiten.

Por último, queremos agradecer todas las muestras de solidaridad que se están produciendo.