El centro de estudios continúa formando a personas en diferentes profesiones. La respuesta de los alumnos es un alto grado de satisfacción por la gran experiencia formativa y de auto realización.

Desde el año 2012 el Centro de Formación Profesional Canastell ha ofrecido formación -en diferentes materias- a alrededor de 300 participantes de Cáritas Diocesana Orihuela-Alicante. Fue precisamente ese año cuando el centro recibió el Premio Nacional “Vicente Ferrer” de Formación Profesional, gracias a un proyecto en el que la instrucción y docencia del profesorado y del alumnado del mismo, enseñaba actividades de reciclado de objetos y materiales diversos a personas en situación de vulnerabilidad social. De aquella experiencia, y gracias al impulso de Cáritas, nació el Proyecto Gema.

Proyecto Gema ya tiene cinco años y es una cooperativa de trabajo asociado, creada a iniciativa de usuarios del Grupo Taller de Reciclaje y auspiciada por Cáritas. Se encargan de reciclar y reutilizar aparatos eléctricos y electrónicos, consiguiendo así Generar Empleo y proteger el Medio Ambiente.

La cooperativa comercializa materiales reciclados para las principales chatarrerías de Alicante y cuenta, además, con dos tiendas propias de electrodomésticos de segunda mano, que han sido reparados y se venden con garantía de funcionamiento. Estos aparatos también son comercializados a través de Internet.

Los principales clientes son los habitantes de la comarca de L´Alacantí y ello supone un volumen total de mas de 450.000 de personas como público objetivo. Gema dispone de un servicio de recogida semanal de aparatos a domicilio.

El proyecto pasado, una realidad presente.

Enorgullece ver que la adversidad es un estado “solventable” en la vida. Que el esfuerzo necesario para la lucha en el día a día es el espíritu de superación, que sólo necesita de la confianza social para prosperar con éxito y paz. El ejemplo que nos pone delante este proyecto apunta a que las cosas aún se pueden cambiar. Que la actitud y el comportamiento de la sociedad consumista, que compra para usar y destruir, está obsoleto y que sólo nos llevará a un caos. Pero aún remediable.

Debido a que el compromiso social con el medioambiente se configura como el futuro industrial, donde la costumbre de “usar y tirar” comienza a estar caduca. Nos sorprende muy gratamente lo hecho aquí, con iniciativas conceptualmente similares a Gema y que comienzan a funcionar fuera de nuestras fronteras. Viena dirige sus pasos hacia la reutilización de los productos de consumo, evitando así la destrucción de hasta un cuarto de millón de toneladas de residuos al año. Ese ahorro suministrará eléctricamente a un tercio de los hogares del país. En Logroño ya funciona The Circular Lab, a través de la iniciativa de Ecoembes, que trabaja sobre todas las fases del ciclo de vida del producto. Mejorará la recogida de residuos y perseguirá un cambio en las pautas del diseño de los envases que usamos a diario para permitir un futuro eco diseño.

Espíritu de lucha y afán de superación

Las iniciativas entre Cáritas Diocesana Orihuela Alicante y Canastell parte de la sensibilización, a flor de piel, de ambas entidades con la problemática social de los desfavorecidos. Es el ejemplo de que una realidad mejor es posible y que la fórmula estriba en el esfuerzo común. Que la formación y la sensibilización construyen pilares que forjan una sociedad abierta a todos y hacia los demás. La labor cotidiana es un extraordinario ejercicio de empatía y solidaridad.

CANASTELL

 

Para el desarrollo de los cursos de Cáritas, el alumnado de Canastell se transforma en profesorado, ofreciendo parte de los conocimientos que han adquirido. De este modo, quienes cursan formación para convertirse en auxiliares de diferentes profesiones, enseñan sus habilidades a quien participa en ellos. Cada participante descubre que quien le ayuda lo hace desde la admiración y el reconocimiento de su esfuerzo, es entonces cuando percibe la oportunidad de formar parte del grupo y reconocerse en el propósito común.

Como dice Su santidad, el Papa Francisco: “Al poner lo mejor de nosotros ya estamos transformando la realidad, porque nuestro aporte, por pequeño que sea, hace diferencia. Y cuando sumamos lo mejor de cada uno de nosotros, los sueños pueden ser realidad”.

A través del esfuerzo colectivo conseguimos un mejor resultado que abarca a un mayor número de personas beneficiadas. Siendo un objetivo común, es decir, aunando fuerzas, junto con el espíritu solidario de todos y todas, logramos alcanzar cualquier propósito, cualquier meta.

 

Casimiro Díaz