La República Democrática del Congo se enfrenta a la epidemia de ébola más mortífera desde la que asoló el país en 2013. En esta ocasión de los 2.522 casos detectados hasta la fecha, alrededor de 1.715 han terminado en muerte. Una de las mayores dificultades en el control y contención radica en que el epicentro del brote se encuentra en la zona de Beni, asolada desde hace más de 20 años por un conflicto armado que ha deteriorado, entre otras…