AVE JMJ es un proyecto pensado para producir 1.500.000 rosarios de madera de olivo para los jóvenes que asistan como peregrinos a la JMJ Panamá 2019. Se trata de una iniciativa que ha dado trabajo a más de 300 familias empobrecidas de Belén.

Recientemente, el Papa Francisco ha invitado a los jóvenes de todo el mundo a rezar por la paz mundial, empezando en Jerusalén. Durante el trascurso de la JMJ en Panamá cada joven peregrino ha recibido uno de estos rosarios que tantas oportunidades ha abierto a las familias del área de Belén.

El proyecto es financiado por la Association Saint Jear-Marie Vianney Laussane (www.sjmvlaussane.org) e implementado por Cáritas Jerusalén (www.caritasjr.org)

El presupuesto total del proyecto es de 1.500.000 dólares de los cuales 1.200.000 ya han sido transferidos por la Association Saint Jean-Marie Vianney Lausanne a Cáritas Jerusalén.