La agencia de colocación de Cáritas Diocesana de Orihuela-Alicante, puesta en marcha desde el pasado mes de Abril, es un proyecto que cuenta con la financiación del Fondo Social Europeo destinado a promover itinerarios integrados para la inserción sociolaboral, de personas en situación o riesgo de exclusión social.

Su principal objetivo es ofrecer de forma totalmente gratuita un servicio de intermediación laboral a las empresas que necesiten cubrir puestos de trabajo. De forma más detallada algunos de sus servicios son:

  • Selección de currículums en función del perfil requerido por la parte contratante.
  • Preselección de candidaturas de entre las personas registradas en su base de datos.
  • Comprobación de la disponibilidad y aceptación de las condiciones laborales de las personas preseleccionadas.
  • Envío o presentación de currículums para ser valorados por la empresa o persona contratante.
  • Asesoramiento a lo largo de todo el proceso incluída la contratación.

Desde que ha sido puesto en marcha el proyecto: se ha atendido a 187 personas en búsqueda activa de empleo; 83 personas, familias o empresas han acudido ofreciendo puestos de trabajo; y 12 de ellos han sido cubiertos con las personas candidatas propuestas.

Aunque el tipo de contrato y su duración ha variado de unos casos a otros, en todos ellos las condiciones de trabajo y la contratación ha estado dentro de la legalidad vigente. No obstante, la precariedad laboral continúa siendo una realidad apremiante que nos constata la necesidad de sensibilizar al mundo empresarial, empresas y empleadores y sociedad en general sobre las consecuencias que las situaciones de empleo precario tienen para las personas.

La falta de estabilidad económica, social, personal y familiar hacen imposible que las personas puedan tener un proyecto de vida a mediano y largo plazo. Pues tal y como nos recuerda el Papa Francisco: “el trabajo es un elemento fundamental para la dignidad de las personas”.