Dentro del marco de trabajo que Cáritas Diocesana de Orihuela-Alicante viene desarrollando por la paz en Tierra Santa, se quiere dar difusión a la declaración de la Asamblea de los Ordinarios Católicos de Tierra Santa que pide a las autoridades israelíes rescindir la “Ley Básica de la Nación-Estado”

El pasado 2 de noviembre, la Asamblea de los Ordinarios Católicos de Tierra Santa realizó una declaración sobre la Ley de Estado de la Nación aprobada por el parlamento israelí el 19 de julio de 2018.

La promulgación por el parlamento israelí de 1992 de la Ley Básica: Dignidad Humana y Libertad fue un hito en la lucha por proteger y promover los derechos de todos los ciudadanos, para garantizar los valores de igualdad, justicia y democracia. Sin embargo, la promulgación de la Ley Básica de Israel como nación del pueblo judío es un golpe a estos valores. Proporciona una base constitucional y legal para la discriminación entre los ciudadanos e ignora la existencia del pueblo árabe palestino, así como la existencia de otras comunidades religiosas importantes: cristianos y musulmanes, así como drusos y bahá’ís, que están profundamente arraigados en esa tierra.

Los líderes religiosos de las Iglesias católicas buscan ser parte de un estado que promueva la justicia y la paz, la seguridad y la prosperidad para todos sus ciudadanos: “Como cristianos, estamos orgullosos de que la Iglesia universal que se fundó en Jerusalén y sus primeros fieles fueron hijos de esta tierra y de su gente. Reconocemos que Jerusalén y la totalidad de esta Tierra Santa es un patrimonio que compartimos con judíos y musulmanes, drusos y baha’ís, un patrimonio que estamos llamados a proteger de la división y las luchas internas”

“Nosotros, como líderes religiosos de las iglesias católicas, apelamos a las autoridades para que rescindan esta ley y aseguren a todos que el estado de Israel busca promover y proteger el bienestar y la seguridad de todos sus ciudadanos”.

Información extraída de la página web del Patriarcado Latino de Jerusalén. (Ver declaración completa)