Estamos calentando motores para el curso que viene y una de las experiencias que vamos a desarrollar para este es la colaboración con las Hermanas Oblatas en el trabajo que ya vienen desarrollando en la zona desde hace un año. Como sabemos dicha congregación trabaja con el carisma específico de apoyo a la mujer en situación de vulnerabilidad así como con mujeres victimas de explotación sexual.

Para este trabajo ,que se va a liderar desde la congregación, se está elaborando un proyecto específico en el que se contará con los voluntarios de cáritas en la formación  en clases de castellano y el acompañamiento de las mujeres que lo necesiten.

Apostamos por el trabajo en red para aunar esfuerzos y poder llegar a un mayor números de personas en nuestra acción.