Caritas Guatemala ha lanzado un llamamiento de emergencia a la red internacional por valor de 146.764 euros para financiar un programa de respuesta rápida a las necesidades de los damnificados por la erupción del Volcán de Fuego del pasado 3 de junio. El objetivo prioritario de esa intervención humanitaria será la construcción de 125 albergues temporales unifamiliares para acoger a unas 600 personas.

Alojamiento digno

Esta medida permitirá realojar en unas condiciones de mayor salubridad a las personas procedentes de las diferentes comunidades afectadas que desde las horas inmediatamente posteriores a la erupción fueron acogidas en tres albergues instalados en parroquias de la diócesis de Escuintla.

El Obispado de Escuintla ha recibido un ofrecimiento de terrenos por parte de las autoridades locales para reubicar de una manera más estable a las personas que actualmente están siendo atendidas de manera provisional en esos tres albergues.

Además de la construcción de esos nuevos albergues, el programa de respuesta rápida de Cáritas Guatemala, que tendrá un período de ejecución de tres meses, incluye la distribución a las personas realojadas de comida y suplementos alimentarios para niños menores de cinco años y mujeres lactantes; el suministro de agua potable y sistemas de saneamiento; kits de higiene personal y del hogar; menaje y utensilios de cocina; y apoyo psicosocial y distribución de medicamentos.

De manera simultánea, Caritas Guatemala llevará a cabo un estudio de daños y análisis de necesidades de cara a articular una segunda fase de respuesta a esta emergencia, más allá de los tres primeros meses de intervención.

Aportación de Cáritas Española

Cáritas Española va a aportar una partida de 30.000 euros al llamamiento de urgencia de Cáritas Guatemala, lo que supone el 20% de la cantidad solicitada.

Los últimos datos facilitados por Cáritas Guatemala sobre los daños causados por la erupción confirman la muerte de 110 personas, 600 heridos y en torno a 200 desaparecidos. La erupción, que ha afectado a más de 1,7 millones de personas y la evacuación de otras 12.277. Actualmente, hay 4.175 damnificados alojados en 21 centros temporales.