Como viene siendo habitual por estas fechas, Cáritas Parroquial de San Pedro de Pinoso organizó un Desayuno Solidario para la recogida de fondos, destinados a cubrir necesidades básicas de las personas en situación de vulnerabilidad social con las que trabajan. Fue un éxito de participación, destacando la presencia de numerosos jóvenes. Este año, como novedad, también montaron un pequeño Rastrillo, donde pusieron a la venta artículos y enseres elaborados por las mismas voluntarias o cedidos por personas colaboradoras de la entidad. Estas dos actividades han supuesto una importante ayuda para Cáritas de Pinoso, que seguirá desarrollando su labor de atención social con el entusiasmo que caracteriza a este grupo de voluntarias.

Gracias al pueblo de Pinoso por su colaboración.