El pasado sábado 28 de abril Cáritas Joven se reunió con el equipo de cooperación internacional de Cáritas en Elche para profundizar en el conocimiento de las realidades injustas que hoy en día siguen teniendo lugar. En concreto, tuvimos el privilegio de escuchar la experiencia de Javi y Anna, dos jóvenes que fueron al primer campo de trabajo en Palestina en el 2013.

En este encuentro nos pudieron contar cómo vivieron aquellos diez intensos días en Palestina, compartiendo cada uno de los momentos con un grupo de jóvenes palestinos de la parroquia de Beit Jala. Pudieron comprobar de primera mano cómo viven, ya que se hospedaron en las casas de las familias de estos jóvenes. Poco a poco fueron conociendo la realidad del día a día, que como ellos recalcaron en varias ocasiones, no es la misma que la que podemos ver en los medios de comunicación.

El grupo de jóvenes españoles que fue a Palestina no fue el mismo que volvió poco más tarde. Se había despertado en ellos una sensibilidad tan grande por sus hermanos palestinos, que todavía cinco años después son capaces de transmitirnos la ilusión, el miedo y las expectativas con las que llegaron de allí.

Nos contaron anécdotas que recuerdan muy bien: la diferenciación del color de las matrículas en los coches (amarillo para los israelitas y blanco para los palestinos), ya que estos últimos tienen restringido el uso de ciertas carreteras; los checkpoints, donde se cuestionaba la movilidad y se les hacía muchas preguntas sobre todo a los palestinos; los asentamientos por parte de Israel en territorio palestino, que junto a la construcción de un inmenso muro dificulta la movilidad; o el inconveniente de la escasez de agua, que guardan en un depósito y que tan solo pueden rellenar una vez al mes.

Son múltiples los problemas que deben sobrellevar los palestinos en este largo enfrentamiento con el gobierno israelí, sin embargo, ellos son verdaderos rostros de esperanza: en el futuro la situación mejorará, pronunciaban muchos de ellos. Dentro del programa también pudieron visitar los lugares santos, realizar diferentes actividades solidarias y conocer la cultura palestina.

Anna y Javi nos contaban que la implicación y el trabajo de incidencia real comenzó a la vuelta del viaje, con un gran proyecto de sensibilización que está en las manos de todos aquellos que han asistido a los distintos campos. Se trata de dar a conocer la realidad que viven los palestinos que una vez que la han visto no les ha podido dejar indiferente.

Después de los testimonios, el equipo de cooperación internacional nos dio a conocer el “Kairós Palestina”, un documento realizado por palestinos cristianos que representan a diversas iglesias y que piden por el final de la ocupación de su país por Israel. Por último, compartimos la merienda y nos conocimos un poco mejor entre nosotros.

Así pues, Cáritas Joven Elche tampoco se ha quedado indiferente ante esta realidad y hay un pequeño grupo interesado en participar en el campo de trabajo que Cáritas Española junto con Cáritas Jerusalén organizan en Palestina dentro de Iniciativa por la Paz, que nace como respuesta a la necesidad de denuncia, también entre los jóvenes, de esta controvertida situación. Por último, agradecer la asistencia de todos y, especialmente el tiempo que nos dedicaron Fini, Merche, Antonio, Maribel, Javi y Anna.

Claudia Burillo.