Los huertos diocesanos son una actividad formativa y recreativa que consiste en la explotación de parcelas para que sean cultivadas por mujeres y hombres que se encuentran en situación de exclusión, con técnicas ecológicas. Éste es el caso del huerto gestionado por Cáritas San Juan Bautista del municipio de San Juan, en el que los frutos que se recogen son repartidos entre familias que se encuentran en situación de acogida.