Cáritas Comunitat Valenciana atendió en 2016 a 3509 personas en situación de sin hogar a través de sus programas específicos desarrollados por cada una de las Cáritas en las diócesis de Orihuela-Alicante, Segorbe-Castellón y Valencia. En este sentido, en las tres capitales de provincia la entidad cuenta con recursos residenciales, de baja exigencia, socio laborales y de calle, en los que ofrece alternativas para iniciar un proceso de acompañamiento que facilite la promoción personal, la participación social y el acceso a los derechos.

Con motivo de la celebración del Día de las Personas sin Hogar, el próximo domingo, 26 de noviembre, y bajo el lema “Somos personas. Tenemos derechos” se realizarán diferentes actos los días 23 y 24 en Elche, Gandia y València, y entre el jueves 23 y el martes 28 en Castellón, para visibilizar la situación de las personas sin hogar en nuestro territorio y reivindicar sus derechos como personas en igualdad de condiciones al resto de ciudadanos.

En la actualidad, se calcula que son 40 000 las personas en situación de sin hogar que viven en España y unas 400 000 en toda Europa. La situación de sin hogar no afecta solo a quienes viven en la calle, sino a todas las personas que se encuentran en una situación de exclusión residencial: sin contrato de arrendamiento, con una notificación legal de abandono de la vivienda, bajo la amenaza de violencia o viviendo temporalmente con familiares o amigos de manera involuntaria. En la Comunitat, 214 169 personas (85 436 hogares) viven en esta situación. También hay personas que residen en viviendas inadecuadas, ya que, según el VII Informe FOESSA, un 5 por ciento de la población vive en condiciones de hacinamiento grave (<15m2 por persona) y un 2,2 por ciento de personas ha cambiado de vivienda por malas condiciones.

En cuanto al perfil de las personas sin hogar, este abarca tanto a varones con problemas laborales o de adicciones sin red social de apoyo; como a mujeres jóvenes y de edad intermedia, separadas o divorciadas o que han sufrido malos tratos; y personas inmigrantes, varones jóvenes ex tutelados que se quedan en la calle, o personas que padecen algún problema de salud mental.

¿Qué propone Cáritas?

Cáritas Comunitat Valenciana lanza las siguientes propuestas por los derechos:

  • a las administraciones públicas: que realicen las reformas estructurales que conlleven la aplicación del derecho humano a una vivienda digna y adecuada. Nadie debe verse abocado a vivir en la calle, por lo que es necesario dar prioridad a formas de acceso a la vivienda segura y económicamente accesibles, como el alquiler social, la cesión de uso y la propiedad cooperativa. Asimismo, proponemos fomentar el destino de las viviendas vacías al alquiler social. En la Comunitat Valenciana reclamamos la elaboración de una estrategia autonómica que incluya estas propuestas dentro de una comprensión integral e integrada de la intervención en el marco de los servicios sociales, facilitadora de procesos de desarrollo personal altamente individualizados;
  • a la ciudadanía en general: que conozca y participe en las entidades sociales de su territorio para que promuevan y pongan en valor los derechos de las personas en situación de sin hogar. Que sean “agentes de derechos” a través de la movilización social;
  • a los medios de comunicación: que informen desde un lenguaje y perspectiva de derechos, que ayude a eliminar las barreras que sufren en su acceso las personas en situación de sin hogar, que evite su estigmatización y les sitúe como sujetos de derechos.

En el mensaje con motivo de la I Jornada Mundial de los Pobres, del pasado 19 de noviembre, el papa Francisco afirmaba: “Hoy en día, desafortunadamente, mientras emerge cada vez más la riqueza descarada que se acumula en las manos de unos pocos privilegiados, con frecuencia acompañada de la ilegalidad y la explotación ofensiva de la dignidad humana, escandaliza la propagación de la pobreza en grandes sectores de la sociedad entera. Ante este escenario, no se puede permanecer inactivos, ni tampoco resignados”.

Cáritas Comunitat Valenciana recoge el testigo del papa Francisco y no se queda inactiva ni resignada, sino que con su trabajo de acompañamiento a las personas en situación sin hogar facilita el acceso a los derechos y a la inclusión social de los más pobres y excluidos, las personas en situación sin hogar.