La Jornada Mundial de los Pobres, instituida por el Papa Francisco, se celebrará a nivel mundial durante el próximo fin de semana.

«No amemos de palabras sino con obras» es el lema elegido para la celebración de la jornada, queriendo manifestar el compromiso de la Iglesia con todas las personas que viven en situación de pobreza.

La celebración de esta Jornada es una ocasión especial para poner de manifiesto, como un verdadero signo de evangelización y compromiso, la participación y la aportación de los más pobres en la vida de las comunidades y los pueblos.

En Elche, organizada de manera conjunta entre las Clarisas y Cáritas, se celebrará en el monasterio de las Clarisas.

Será el sábado 18 de noviembre, y comenzará a las 17.00 h. con un espacio de testimonios personales de personas en situación de pobreza y de personas comprometidas con ellas. A las 18.00 h. se celebrará la Eucaristía, presidida por D. José Lozano, Consiliario de Cáritas, contando con la participación e implicación de personas acogidas por Cáritas y de las diferentes parroquias de Elche. Tras ésta, se celebrará una merienda fraterna ofrecida y preparada por las Hermanas Clarisas.

En su mensaje para esta Jornada, el Papa Francisco propone, además, propuestas concretas de acción, como son identificar de forma clara los nuevos rostros de la pobreza y descubrir sus “caras marcadas por el dolor, la marginación, la opresión, la violencia, la tortura y el encarcelamiento, la guerra, la privación de la libertad y de la dignidad, por la ignorancia y el analfabetismo, por la emergencia sanitaria y la falta de trabajo, el tráfico de personas y la esclavitud, el exilio y la miseria, y por la migración forzada”.