Con una entrañable entrega de diplomas, finalizan los cursos de español impartidos en el Centro de Cáritas del barrio de Tómbola. La labor colectiva no escatima en amor y atención, elementos que unen y crean futuro.

En los cursos de español de Cáritas Tómbola hay gramática y lectura, también se escribe y se repasan prácticas de conversación. En cuanto a los verbos, se dan todas las conjugaciones, especialmente: querer, consentir, atender, admirar, amar, asistir. También leer, escribir, conversar, entender, conocer, unir y trabajar. Didácticamente es un curso de español perfecto. La acción es un homenaje a lo mejor de la vida, el amor y la solidaridad. Los alumnos aprenden nuestro idioma y reciben un extraordinario mensaje de cariño.

Es Nati, Loli, Ana, Nieves, Malú. Es Vladimir, Federico, Sabrina, Olivia y su hermano Melvin. Son Mohamed, Hafida, Teresa, Saquib. En realidad somos todos nosotros. Y son Sara, Mami, Fátima, Zora, Brían, Ahmed, Víctor, Abdul, Mohamed, Ansumani y Foad. Junto con Hassan, Mbathiou, Ozioma, Fátima, Alexander. Personas maravillosas brillando juntas. Haciendo hermandad. Cuando alguien te muestra su verdad y te reconoces en el otro, se evidencia la enorme realidad que es la vida.

Los niños juegan igual en todas las partes del mundo.

Durante las clases, algunos pequeñajos se arremolinan en la guardería. Desde los juegos y las meriendas, a ayudarles, si es menester, en las tareas del colegio. Los niños y niñas, junto con voluntarias de Cáritas, conviven en este abanico sentimental que abraza generosamente a la gran familia solidaria.

El encuentro personal es realmente dinámico, realizándose también actividades fuera de las clases. Unas veces jornadas de convivencia en el campo, otras, paseos por la ciudad conociéndose, compartiendo cultura y disfrutando del clima. El tiempo liberado cobra sentido.

Por San Juan se acaban las clases, llega el verano. Hoy tocaron los verbos: lograr, triunfar, felicitar, admirar. Reconocer, valorar, atender. Amar.

Diplomas y abrazos.

Hasta octubre.

 

Casimiro Díaz