Ante el riesgo de inundaciones y lluvias en la zona, el equipo de cáritas ha organizado junto con Cruz Roja un dispositivo de emergencia para atender a las personas que están en la calle. Para ello han habilitado un local y lo han condicionado con diez camas para poder atender a las personas que lo necesiten en esta situación. El servicio estará atendido totalmente por personas voluntarias de cáritas. Esperemos que la noche sea buena para todos y que no haya mayor problema.