El pasado 27 de septiembre varias diocesanas de la confederación tuvimos una sesión de trabajo sobre la acogida de personas refugiadas y solicitantes de asilo en nuestras cáritas. Este encuentro fue de gran utilidad ya que pusimos en común como se están llevando a cabo las acogidas en nuestros territorios.

La realidad de las distintas diocesanas depende también de las organizaciones que hay en la zona trabajando con inmigración y de los recursos jurídicos o residenciales que desde las distintas cáritas se han destinado específicamente con migrantes.

A nivel general no se observa ninguna situación de emergencia de actuación en los territorios. Los casos son puntuales y se dan respuesta. Sí que se hace notable destacar el veto que hay a nivel europeo con las políticas migratorias y especialmente en España ya que unido a la falta de gobierno se han tenido que paralizar presupuestos así como el decreto que regulaba la situación actual de la llegada de refugiados.

Respecto a nuestras respuestas como diocesana cabría destacar los siguientes puntos:

  • Las personas que actualmente se encuentran dentro del sistema de acogida para refugiados están siendo atendidos en nuestra provincia por Cruz Roja, cubriendo desde allí todas las necesidades en esta primera fase. Preveemos que al finalizar la segunda fase y el sistema de protección es cuando notaremos una mayor demanda de ayudas o recursos.
  • Se han creado redes de acogida y atención para inmigrantes en numerosos puntos de la provincia pero hasta la fecha y debido al bloqueo europeo administrativo y político de la situación de los refugiados no se han producido acogidas.
  • Las personas refugiadas con las que cáritas trabaja son las que han llegado anteriormente, han finalizado la fase de acogida y los recursos, o bien están en trámite para el reconocimiento de la condición de refugiado. Nuestros casos son puntuales y se trabajan de la misma manera que trabajamos con familias no refugiadas.
  • En nuestra diócesis está cubierto el servicio jurídico y de orientación para personas migrantes. En este sentido el Secretariado Diocesano de Migraciones y Cruz Roja están haciendo un buen servicio.
  • Cabe destacar el trabajo de sensibilización e incidencia que a través de la red intraeclesial Migrantes con derechos se está realizando en la diócesis. Vigilias de oración, participación en plataformas, concentraciones, manifestaciones, formación y sensibilización de voluntariado, exposiciones, etc.

A nivel confederal se nos orienta a seguir trabajando en la línea de la sensibilización, la formación y la incidencia, potenciando el trabajo en red entre las organizaciones y facilitando las experiencias confederales al resto de diocesanas.

Rosa Prieto Sapiña

Área Migrantes con Derechos